Cortinas

Cortinas, consejos para elegir la mejor opción

Cortinas salón

A continuación te ofrecemos algunos consejos para elegir las cortinas adecuadas para cada estancia de tu hogar. El tipo de ventana, así como la orientación de la habitación y la entrada de luz, son factores determinantes a la hora de elegir cortinas. Mantén la proporción entre la cantidad de tela que uses y el largo de la ventana y piensa en cuanto sol y claridad entra para saber si necesitas unas cortinas tupidas o más bien transparentes.

Tipos de cortinas

  • Estores: Si la ventana no permite grandes cortinajes y quieres una solución práctica y ligera, los estores serán tus mejores aliados. Los puedes poner plegables (con varillas), paqueto (sin varillas) o romano (con drapeado).
  • Visillos: Para ganar luz natural utiliza tela de visillo para la confección de las cortinas. Sus tejidos, vaporosos y ligeros (hilo, voile, lino de trama abierta…), son perfectos para dejar pasar toda la luz del sol.

La apuesta más segura para habitaciones pequeñas es vestir las ventanas con estores o visillos y elegir telas claras o semitransparentes. Además, si optas por un tono igual al de la pared, ganarás sensación de espacio.

  • Cortinas combinadas: Los grandes ventanales, las puertas balconeras y las ventanas del dormitorio son los mejores espacios dónde usar combinaciones: cortinas con visillos (la opción más clásica), o caídas con estores (más actual). Piensa que cuanto más vistas una ventana, más protagonismo le darás, a ella y a las vistas.
  • Paneles japoneses: Los paneles japoneses son una opción muy práctica y decorativa a la hora de decorar las ventanas. Ocupan muy poco espacio en la habitación, la única complejidad que presentan es el sistema de sujeción.

Cortinas para las diferentes habitaciones

Según la habitación de la casa donde vayamos a colocar las cortinas, estas tendrán que tener unas características u potras dependiendo del tamaño de la habitación, de la entrada de luz que tenga y sobre todo del uso de la estancia.

Cortinas para el salón

El cuarto de estar debe ser un espacio acogedor y armónico. Si es grande, opta por combinar cortinas y visillos o cortinas y estores; si es pequeño, elige estores porque roban menos espacio que las cortinas; y si es oscuro, decántate por visillos a secas.

Cortinas para el dormitorio

Para conseguir dormitorios serenos y mantener la intimidad de la estancia, puedes combinar cortinas tupidas con visillos muy ligeros. Así tendrás luz durante el día y oscuridad cerrada durante la noche.

Cortinas para la cocina

En la cocina es necesario que la tela de la cortina que elijamos sea resistente a la humedad y al humo. Normalmente este tipo de cortinas presenta motivos relacionados con la actividad de cocinar, alimentos o estampados florales que hacen que la estancia sea más agradable. Opta por estores o cortinillas de media ventana, en hilo de algodón o loneta, lisas o con pequeños motivos decorativos.

Cortinas para el baño

Estas estancias requieren telas sufridas y resistentes a la humedad y el vapor. Para la bañera o la ducha las cortinas deben estar compuestas por algún material plástico para que sea más resistente y cumplan con la función de retener el agua en su interior.

Cortinas infantiles

Las elecciones preferidas en cortinas infantiles para los más pequeños son las telas frescas de algodón, en colores vivos o con motivos infantiles. Elige estores o caídas suaves, que tienen un efecto más ligero y no abuses de los cortinajes.

Cortinas para habitaciones con poca luz

La solución para habitaciones faltas de luz son las cortinas confeccionadas con tela de visillo: vaporosas muselinas, voiles, organzas… Y mejor en color blanco, expande la claridad; en tonos amarillos, crea efecto de luz solar.

Un truco para agrandar visualmente una ventana: cuelga una barra que sobresalga unos 30 cm por cada lado y usa tela suficiente para cubrir ese espacio cuando las cortinas estén abiertas. Parecerá que tu ventana es 60 cm más ancha.

Cortinas para habitaciones con mucha luz

En estancias con mucha entrada de luz natural, lo mejor es elegir cortinas y visillos dobles, tejidos tupidos o sobrecortinas. También puedes decantarte por estores enrollables de tela screen o de filtro solar.

Elegir el color de las cortinas

El tono que elijas para la pared, así como las telas de la tapicería, cojines o pantallas, te marcarán la gama predominante y el tono idóneo para las cortinas. Si dudas y no sabes que escoger, decántate por los colores neutros ya que nunca fallan.

Las cortinas estampadas animan grandes estancias, siempre que el dibujo guarde proporción con el espacio el estampado debe apreciarse correctamente. Las cortinas lisas son ideales para estancias pequeñas porque no aturullan la vista.

Share this post