Ideas para escoger los complementos de la mesa

Completa tu mesa con estos accesorios de decoración

Todos queremos tener la mejor mesa cuando llegan nuestros invitados. Una velada de ensueño no sólo se resuelve con buenos platos. Los detalles son importantes, como la vajilla que uses o la decoración que añadas a esta mesa de banquete. Si tienes una cena importante, una comida señalada o una merienda con amigos a los que quieres impresionar, te mostramos algunas ideas de decoración ideales que te ensañarán a completar tu mesa con estos accesorios de decoración.

Cómo elegir los accesorios de decoración para vestir la mesa

Ideas hay muchas. Lo difícil es saber qué tipo de mesa queremos. El tema de la cena o comida es importante. Si es una velada temática, por ejemplo, con comida mexicana, quizá sería buena idea centrarse en colores de su bandera. También puedes añadir color con centros dedicados a este país. Lo mismo ocurre con las cenas románticas, en las que colores como el rojo o rosa, para las flores, serían una excelente opción. Así que toma nota, compartimos contigo algunos consejos para elegir los accesorios de decoración para vestir la mesa.

1. Decorar la mesa con textiles

Los textiles son también parte importante en esto de la decoración de las mesas. Dependiendo del tipo de evento, la hora en el que sea y los invitados que tengas, podrás optar por mantelerías más formales o más llamativas. Un consejo para escoger los complementos de decoración para vestir la mesa, en tendencias, se lleva mucho la mantelería de lino. Mantelería de textiles naturales con colores claros que permiten luego una combinación estupenda con centros de mesa o incluso vajillas más llamativas.

En este punto de la decoración, los caminos de mesa también podrían ser buenos complementos de decoración para la mesa. Los caminos en otro color o textura resaltarán perfectamente sobre la mantelería principal. Además, será la zona ideal para colocar fuentes de comida o los centros florales.

2. Iluminar correctamente la mesa

En cuestiones de iluminación, lo mejor para decorar la mesa de comedor es tener una lámpara que pueda alumbrar bien a los comensales. No obstante, también hay que tener claro que hay cenas y cenas. Podrías enfrentarte a una cena un poco más íntima, en la que la luz tenue debería ser la clave. No tengas miedo a usar velas, son un recurso decorativo ideal para estas ocasiones. Coloca un portavelas, candelabro o unos vasos pequeños en los que puedas introducirlas, estas son uno de los accesorios de decoración preferidos para vestir la mesa, dan un toque muy especial.

Cómo vestir una mesa de comerdor

Fuente || Pixabay

3. Centros de mesa que animen

Los centros de mesa son esenciales, y en este punto no negaremos que las flores hacen buen papel. Las flores ayudan a que las mesas tengan un ambiente un poco más festivo. Dan color, fragancia y luz a cualquier mesa. No te equivoques, esto no significa que apuestes por grandes centros florales si no son lo tuyo. Lo cierto es que las composiciones pequeñas y sencillas son las que más pueden llamar la atención.

Puedes usar complementos de decoración para la mesa como pequeñas latas como floreros y coloca algunas flores silvestres. Un toque rústico y desenfadado, con cierta fragancia romántica, que encantará a todos.

En estos centros, además del tamaño hay que tener en cuenta otras cosas. Por ejemplo, si se trata de una cena formal, seguramente tendrás muchos platos y copas. Si quieres ahorrar espacio coloca centros florales alargados en vez de redondos. Además, dependiendo de la temporada, podrás añadir accesorios de decoración para vestir la mesa como hojas de otoño, calabazas pequeñas o incluso cítricos en rodajas para el verano. Suma estos elementos a tus centros florales y enamora a tus invitados con estas ideas de centros de mesa con velas y verás como tu decoración triunfa.

4. Vajilla a juego y bajo platos llamativos

Si has optado por textiles suaves, puedes darle un punto de color a tu mesa con la vajilla, incluso con la cristalería. Además, no hay que olvidarse de un elemento que puede ser esencial, el bajo plato. Parece secundario, pero puede llevar todo el peso decorativo sin problemas. Los bajo platos suelen ser llamativos, para contrastar con una vajilla blanca o una mantelería suave. Es más, en las mesas más rústicas, es posible usar bajo platos de madera, por ejemplo, que le dan un toque encantador y acogedor.

Share this post