Aplicar la decoración shabby chic

Conoce la decoración más sweet, el estilo Shabby Chic

Si te gusta el estilo romántico y femenino en la decoración, y si además aprecias lo antiguo pero valoras la modernidad, o si te gusta el estilo vintage, el estilo shabby chic es lo tuyo. A continuación desgranamos  las ideas para decorar clave en la decoración más sweet, el estilo shabby chic.

Características del estilo de decoración shabby chic

El estilo de decoración shabby chic nace en las casa de campo inglesas, y lleva su sello impregnado. Es la combinación de la elegancia con el aprecio por lo antiguo. De hecho, shabby chic significa “gastado + sofisticado”.

Lo principal es entender que este no es un estilo de decoración demasiado rígido. Al contrario, da la oportunidad de mezclar elementos del estilo vintage, romántico y country que te encanten . Se destaca por la combinación única de elegancia y un toque antiguo. Además, es muy sutil y sumamente femenino, un estilo de decoración que mezcla lo mejor de varias épocas.

1. Muebles del estilo de decoración shabby chic

Uno de los elementos más importantes del estilo shabby chic son los muebles antiguos. La madera y el hierro forjado son los materiales estrella cuando se trata de mobiliario. No solo porque son representativos de ciertas épocas, sino porque permiten la apariencia de un mobiliario antiguo aplicando técnicas de pintura envejecida.

En general, las líneas redondeadas son las más representativas, pero no las únicas. De hecho, los muebles también pueden ser muy contemporáneos, pero preferiblemente, deben respetar la gama de colores blanquecinos. De este modo, podemos tener un mueble moderno, de líneas rectas, pero con un halo antiguo gracias a la pintura.

2. Colores del estilo shabby chic

Los colores característicos del estilo shabby chic son el blanco y un poco de azul o rosa pastel. De hecho, es muy aconsejable que los mobiliarios sean de estos colores. Pero como dijimos antes, este no es un estilo demasiado rígido. También podemos aprovechar los tonos claros, muy suaves y nada vibrantes. Incluso, podríamos dar un toque de gris perla.

Happy Toes. Our new Block Rug in pretty pink and blue. #rachelashwell #newarrival #musthaves #shabbychic #livingroom

Una publicación compartida de Shabby Chic (@officialshabbychic) el

3. Estampación estrella: las flores muy pequeñas

Los estampados florales son lo más sweet de la decoración shabby chic. Cuanto más pequeñas sean las flores, más shabby chic serán. No pueden faltar,ya sea en el papel pintado, muebles cojines, etc. Pero siempre respetando el tamaño y los colores en tonos suaves.

El resultado de la mezcla de colores muy claros y suaves con muebles antiguos y estampados de pequeñas flores, es una estancia súper femenina y acogedora ¡Desgastada y sofisticada se traduce en shabby chic!

4. Un estilo que se ocupa de todo

La elegancia y sofisticación puede venir de los electrodomésticos, de los espejos, algunos accesorios en dorado, o de cosas tan simples como la vajilla. Lo importante es cuidar cada detalle shabby chic para  que se consiga el estilo que se busca.

Algunos toques metálicos, dorados o plateados pueden ser lo suficientemente elegantes para generar la mezcla de estilos que separan a esta decoración de una habitación romántica o una vintage.

5. Recupera los muebles viejos

A esos muebles desgastados o arrumados en el ático lo que les hace falta es el toque chic para adecuarse a tu nuevo estilo. No temas recuperar cualquier pieza clásica. Aunque al principio no visualices tu  decoración shabby chic, verás que en conjunto, es el toque perfecto para acompañar tus detalles más sofisticados. ¿Qué tal una vajilla moderna y hermosa con tonos dorados guardada en la vieja vitrina de la abuela?

Ahora que tienes las ideas para conseguir el estilo de decoración shabby chic , lo que necesitas ponerte  para lograr esa estancia dulce y femenina que te cautivará. Sin duda un tipo de decoración elegante y personal con el que conseguirás estancias atractivas y con estilo.

Share this post