La iluminación del hall y la entrada de casa

Consejos básicos para iluminar un recibidor oscuro

Llegar a casa y conseguir la entrada oscura nos causa sensación poco agradable, pero cuando llegamos y conseguimos un recibidor con claridad y colores vivos nos sentimos llenos de energía. Si tú quieres conseguir un recibidor bien iluminado presta atención a estos consejos e ideas para decorar, así debes iluminar un recibidor oscuro.

Cómo dar luz a una entrada oscura

Si buscas algunas ideas para iluminar tu recibidor oscuro, sigue leyendo, la calidez que le otorgará a esta parte de la casa hará de este un ambiente totalmente diferente y acogedor ¡toma nota!

1. Cuestión de luz y espacio

Si tenemos una entrada con poca luz y contamos con poco espacio, debemos tratar de no sobrecargarlo. Así pues debemos contar con muebles o estanterías pequeñas que hagan mas espacio y permitan el libre tránsito. Hay tiendas donde podemos conseguir percheros, muebles volados, pequeñas banquetas de madera donde podemos esconder zapatos y lámparas de alógeno que combinadas con un color claro en las paredes del recibidor, nos dejarán con los ojos bien abiertos de tanta claridad.

2. La iluminación artificial

Aquí tenderemos que jugar con las opciones artificiales. En la actualidad podemos encontrar todo tipo de lámparas, bombillas y otros artefactos para iluminar el recibidor.

Por ejemplo, se puede optar por una lámpara de techo que tenga buena proyección y completar esta iluminación con pequeñas lámparas o apliques en la pared, que pueden ser con un sistema gradual, otro aliado para este tipo de decoraciones es el alógeno, que funciona muy bien para dar suficiente luz.

3. Experimenta

Uno de los consejos básicos para iluminar un recibidor oscuro es probar, si tenemos el recibidor a lado del salón podemos ampliar el paso de luz con diferentes alternativas. Como por ejemplo, una media pared que podríamos decorar con plantas o una estantería sin fondo que deje pasar la luz. También podríamos optar pon ventanales de vidrio. Con esto lograremos una sensación de espacio mayor y obtendremos luz más fácilmente.

4. El reflejo del espejo

En las casas muy pequeñas los decoradores de interiores siempre recomiendan colocar espejos en lugares específicos. Esto es así porque dan una sensación de más espacio y con la luz reflejan más luminosidad. Entonces, recomendamos colocar espejos en el recibidor bien sea frente a la puerta de entrada o frente a una ventana. Como ya dijimos anteriormente, brindará sensación de mayor espacio y claridad en la entrada de la casa, además podrás jugar con una gran diversidad de formas y colores.

Cómo alumbrar un recibidor

JZhuk || Shutterstock

5. El color

Si queremos tener más luz en una entrada oscura o con poca luz natural, los colores en más claros son los indicados para completar la decoración de esta zona de la casa. Esto es así porque si necesitamos más luz en nuestra entrada, de nada nos servirá tener iluminación en un espacio de colores oscuros. Aquí debemos tomar la iniciativa de pintar las paredes en tonos pasteles o blanco. También, jugar con una alfombra clara que combine con los tonos de las paredes es una buena idea. Así el recibidor tendrá una sensación visual más amplia y luminosa. Por otro lado, es muy importante que tengas claro el papel de la psicología del color en la decoración de la casa y así escojas los colores que más te convienen.

6. Iluminación desde arriba

Existe una alternativa de decoración que consiste en apostar una iluminación desde arriba. Para ello tendremos que recurrir a la ayuda de un experto y pedirle que fabrique una consola lumínica de vidrio o algún material transparente y hacer una abertura en el techo colocándola allí. Así la luz del día entrará desde arriba, como si fuera una especie de claraboya.

No te olvides de que la iluminación de salón es clave también para completar la iluminación de un recibidor.

7. En el mobiliario, menos es más

El último de los consejos básicos para iluminar un recibidor oscuro es la elección de los muebles, y es que amueblar un recibidor no es una tarea sencilla. Como ocurre con los espacios muy pequeños, en las zonas que no están muy bien iluminadas seguir la máxima de menos es más será tu mejor opción. Así la sensación de luz y claridad será bastante mayor a si recargas el espacio. Así que ya sabes aunque tu recibidor sea grande, si está mal iluminado será mejor que apuestes por muebles en tonos claros, de materiales livianos y con diseños de líneas simples. ¡Y en poca cantidad!

Share this post