Aplicar una decoración nórdica

Las claves de una decoración nórdica para cambiar tu casa

Muy parecida al minimalismo, la  decoración nórdica está en auge. A principios del siglo XX, en Europa comenzó una tendencia decorativa que llegaría para quedarse, y que se ha ido extendiendo a lo largo y ancho del mundo. El estilo de decoración nórdico nace de aplicar ideas para decorar que aportan  más iluminación en los hogares, pues en esta parte del mundo la luz natural a penas se puede disfrutar.

Cómo conseguir un estilo de decoración Nórdico

La clave de una decoración nórdica para cambiar tu casa está en los colores muy claros, predominando el blanco, lo cual se hace notar en paredes, muebles y accesorios. Para ser más específicos y que puedas aplicar este tipo de decoración en tu vivienda te damos las siguientes pautas:

1. Los colores naturales

El protagonista de la decoración nórdica es el blanco, un color que genera una sensación de espacio y claridad. El verde en tonos claros, como la hierba, se acerca mucho a la naturaleza y hace contraste con el blanco para dar frescura y elegancia.

También, se utiliza el color azul pero en proporciones bajas. Esto hace referencia a la claridad natural. Algunos tonos pasteles también dan brillo y no son oscuros, por eso también son recomendables en la decoración nórdica.

Por otra parte, los tonos grises brindan una combinación perfecta para el blanco que resalta y da profundidad. También, el rosa cuarzo es un tono suave que relaja y sigue estando de moda.

También puedes decorar en blanco y negro cuando se trata de la decoración escandinava.

2. Los muebles funcionales

Los muebles para esta decoración nórdica son funcionales y no alteran el espacio.Los muebles son generalmente blancos acompañados de tonos oscuros como el negro y el marrón.  Mantener formas linéales y simples es clave en la decoración nórdica y por lo tanto hay que tenerlo en cuenta en la ubicación de cada elemento.

Las sillas y sillones son de colores claros, en concordancia al resto del espacio y pueden tener detalles oscuros pero muy pequeños. Apareciendo también, los muebles de madera fina clara, que se utilizan para hacer juego con mantas o telas claras.

Descubre la decoración nórdica

Pixabay

3. Inspiración natural

El estilo de decoración nórdico se destaca por identificarse con la naturaleza. Por eso, quien desee tomar la tendencia nórdica para decorar, debe utilizar telas que sean lo más naturales posible, tanto en material como en color.

Entre ellas podríamos contar: la lana, el lino, el algodón y pieles, que pueden ser combinadas con colores fuertes gracias a la versatilidad de los tonos claros. Entre estas combinaciones podríamos jugar con textiles que tengan detalles de animales, plantas y flores que le darán el fin que buscamos con este decorado.

4. Uso de diferentes materiales

Siempre y cuando tengan la  procedencia natural característica del estilo decorativo nórdico, los materiales implementados en este estilo quedarán muy bien. Gracias a la intervención de otros estilos, se han incluido metales como el latón y el cobre, que juegan con la madera logrando un contraste elegante mezclado con uno contemporáneo. Otro material que juega en esta alineación es el mármol, pero en tonos muy claros que son más resaltantes en la cocina o el baño.

5. Gran iluminación

Una de las claves de la decoración nórdica es contar con excelente iluminación. Las lámparas suelen ser sencillas, pero con mucha distinción y elegancia, con formas geométricas que dejan en algunos casos ver el foco, ya que no tienen algún material que las cubra.

Sin embargo, hay modelos que tienen un tono que refleja frescura. Otro detalle importante es contar con ventanales amplios que permitan el ingreso de la luz.

6. Accesorios sencillos

El estilo de decoración nórdico cuenta con accesorios de formas geométricas pero sencillas. Se combinan con colores blancos y negros, pero este último en proporciones pequeñas. También podemos observar metales en objetos decorativos nórdicos, así como madera, porcelana blanca y piedras. Las telas y pieles nórdicas son claras, y los porta retratos y otros objetos pueden tener otros colores, pero sin abusar.

Si sigues bien  estos pasos conseguirás un espacio con una decoración nórdica impoluta y de calidad.

Share this post