Cestas de mimbre como accesorios de decoración

Las mejores formas de decorar con cestas de mimbre

Las cestas de mimbre son elementos realmente decorativos, pero, además, son de lo más funcionales. Sí, su espacio interior puede servirnos para guardar un montón de cosas. Por tanto, además de ser un elemento estético o un accesorio de decoración que encaja en estilos decorativos varios, hará que consigamos almacenaje extra. Suelen tener cierto aire rústico, pues el mimbre es un material que nos transporta al campo. No obstante, encajará sin problemas en cualquier estilo decorativo. Si te gustan, te mostramos varias ideas de decoración y las mejores formas de decorar con cestas de mimbre.

Como integrar las cestas de mimbre en la decoración de la casa

Las cestas de mimbre sin accesorios de decoración que pueden tener un sinfín de tamaños, pero también se presentan con diferentes colores e incluso diseños. Son, por tanto, un gran comodín para darle un toque acogedor y personal a cualquier rincón de nuestro hogar. ¡Aquí tienes algunas ideas para decorar con cestas de mimbre cada rincón de la casa!

Un revistero, un capazo junto al sofá para colocar mantas o un cesto para la leña junto a la chimenea son algunas de las ideas más extendidas. No obstante, lo cierto es que las cestas de mimbre pueden adaptarse a casi cualquier estancia de la casa.

1. Cestos de mimbre en el salón

Una idea para aprovechar los cestos de mimbre es decorar el comedor o el salón. No podemos negar que uno de los lugares en los que mejor quedan estos cestos es en el salón. Los puedes emplear para guardar juguetes de tus hijos o cono revistero. Puedes colocarlo al lado del sofá para guardar las mantas que no usas durante el día. Incluso puedes decorar el salón con cestos en la pared creando un collage o usarlos como mesas auxiliares, si son grandes y estables, claro.

2. Cestos de mimbre en el recibidor

Los cestos en el recibidor pueden funcionar estupendamente como paragüeros. Eso sí, deberán ser amplios para esta función. Si son pequeños, puedes colocarlos debajo del mueble de la entrada con función puramente decorativa. También puedes decorar con cestos de diferentes tamaños. Si tienes uno pequeñito, puedes colocarlo encima del mueble del recibidor para dejar tus llaves. Es un accesorio ideal para completar la decoración de la entrada de casa o del recibidor.

Pasos para colocar una cesta de mimbre

Fuente || Pinterest

3. Cestos de mimbre para el baño

En el baño, los cestos pueden ser también una excelente opción. Lo cierto es que la funcionalidad de los cestos de mimbre en el baño aumenta, teniendo en cuenta que hay un montón de cosas para guardar en ellos. Puedes usarlo para guardar toallas, colocarlo sobre una estantería o incluso ser el recipiente en el que poder almacenar el papel higiénico. Además, los cestos de mimbre de pequeño tamaño pueden servir para guardar productos de aseo. Es uno de los accesorios de decoración para baños que decoran de forma natural y puede poner una planta en él o colocar las toallas ¡tú eliges!

4. Cestos de mimbre en la cocina

Independientemente del poder decorativo de estos cestos en cualquier lugar de la casa, en la cocina, además, son un buen espacio de almacenaje extra. Puedes colocarlos, así, bajo una mesa de cocina, para poder guardar fruta. En las estanterías darán un toque muy rústico, sobre todo si tu cocina es de madera. Además, también pueden ser un lugar estupendo para guardar manteles y paños de cocina. Hay accesorios de decoración básicos para la cocina, y los cestos de mimbre puede almacenar algunas de ellos en su interior.

Cómo decorar concestos

Fuente || Pinterest

5. Cestos de mimbre en el dormitorio

Otra forma de decorar con cestos de mimbre es colocarlos en una esquina del dormitorio y úsalos para guardar sábanas o mantas. Dará un toque rústico a tu dormitorio al instante. Puedes combinarlo con una bonita lámpara de mimbre, por ejemplo. Son, además de estéticos, una opción interesante para mantener el orden en una estancia importantísima de la casa.

6. Cestos de mimbre en el exterior

Sí, en el exterior de la casa también puedes usar estos cestos de mimbre. Los grandes son elementos decorativos en potencia. Puedes colocarlos en cualquier rincón del jardín y usarlos incluso como macetas. Coloca en su interior la planta que desees y lograrás que le de un toque especial al exterior de tu casa. Puedes colocar un macizo de flores, recuerda que los cestos de mimbre funcionan muy bien con plantas altas, por ejemplo.

Share this post