Estilo rústico en interiores

Maneras de conseguir una decoración rústica estés donde estés

Cuando hablamos de decoración rústica no lo solemos asociar a otras tendencias como el estilo industrial. El estilo rústico se caracteriza por qué en él se trabaja especialmente con madera, con superficies con tonos envejecidos, sin llegar a tener un aspecto vintage, con líneas simples o texturas rugosas. Si buscas ideas para decorar con el estilo de decoración rústica, presta atención, te mostramos todos los secretos de su calidez.

Cómo decorar con el estilo rústico

Tiene mucho que ver con una sensación de naturaleza y genera espacios que parecen estar conectados con la tierra y sus materiales. Aquí te ofrecemos varias maneras de conseguir una decoración rústica para tu casa:

1. Ten claro cómo es el estilo rústico

Hay a quien le puede surgir dudas sobre el estilo rústico en decoración y confundirlo con el estilo vintage. Sin embargo, el primero utiliza esta gama de colores por su conexión con el exterior, y como una forma de hacer ver los espacios como pequeños rincones cargados de elementos naturales. En el caso del estilo vintage, estos colores buscan reflejar el uso, la antigüedad, la cantidad de tiempo pasado con el que cuentan los artículos de otras épocas.

Cuando hablamos de decoración rústica, hablamos de un estilo decorativo a través del que podemos crear espacios que se asemejen a ciertos escenarios naturales.

2. Incluye elementos y tonos naturales en casa

Si lo que quieres es una decoración rústica, debes comenzar por incluir elementos naturales. Trabaja con una paleta de colores marrón, de preferencia los tonos que te brinden elementos como la madera. Así, incluye percheros, mesas, sillas o muebles de algún tipo de madera. También puedes agregar elementos como un pequeño tronco tallado y con un baño de barniz a modo de asiento. Cuando se trata de la decoración rústica los colores son los marrones, el verde, el beige o el terracota. Son varias las ideas de decoración para cocinas rústicas que podemos mostrarte, y es que es un estilo muy hogareño ¿no crees?

3. Potencia las vigas exteriores

Por otra parte, las vigas para los techos son un elemento decorativo indispensable. Le dan esa apariencia rústica a los espacios, sin importar del tono que sean. Son ideales para dar marco y estructura a algunas áreas, como puertas, techos, portales y salas de estar.

Decoración de casa rústicas

Fuente || Pixabay

4. Apuesta por las puertas corredizas para dividir los espacios

Cuando se trata de las divisiones entre espacios en la decoración rústica, apuesta por puertas corredizas. Aquí puedes incluir diferentes tonos como el beige, el verde claro o incluso el naranja. Realizar la división de los espacios a través de puertas corredizas hace que los espacios tengan un área de cierta libertad y no tanta rigurosidad como aporta una puerta.

5. Cuida los textiles

A la hora de escoger textiles, tales como cortinas, tapiz de muebles o alfombras, siempre busca diseños naturales, que incluyan flores, pájaros, árboles y todo en tonos tierra. Un punto importante es que sean de materiales trabajados a mano, porque esto hace todo mucho más orgánico.

El estilo rústico de decoración  es bastante artesanal, por lo que los tejidos y telas con verdes y flores son ideales. Además, al querer recrear la frescura y brisa del bosque, una buena manta tejida combina perfecto.

6. Menos es más

Por último, tenemos que recomendarte que cuando se trata de escoger decoración rústica, el minimalismo es tu principal aliado. No recargues los espacios con accesorios o piezas naturales, en el equilibrio está el éxito. Emplear elementos naturales para decorar está bien pero tampoco debes pasarte porque, de lo contrario, acabarás generando un aspecto recargado y la estancia no parecerá un hogar sino más bien un escenario natural. Recuerda que a la hora de decorar bajo el estilo rústico también menos es más.

Share this post