Pasos para decorar con papel pintado el salón

5 Maneras de decorar con papel pintado el salón

Decorar las paredes con pintura es un buen recurso. No obstante, existen algunas ideas para decorar para los amantes del papel pintado están de suerte; y es que, desde hace años, este material se ha convertido en una tendencia más que clara. Podemos decorar cualquier estancia con papel pintado, desde el recibidor hasta el baño. En el salón, por ejemplo, al contar con más luz, se pueden emplear papeles más vivos y rompedores. Te acercamos una serie de ideas y claves que te vendrán muy bien para decorar con papel pintado el salón de tu casa.

Cómo colocar el papel pintado y dar otro aire a tu casa

Si quieres aplicar la psicología del color a tu decoración y hacerlo de la mano del papel pintado no te pierdas este artículo.

Obviamente hay tendencias mucho más rompedoras que otras, por ejemplo decorar tu casa con el pantone ultraviolet es mucho más arriesgado que hacerlo con blanco y negro. Lo divertido de decorar con el papel pintado es que puedes combinar diferentes colores, texturas o estampados de una manera muy sencilla y sin hacer un gran desembolso. Veamos algunas de las maneras de colocar papel pintado el salón de la casa ¡empezamos!

1. ¿En cuantas paredes colocar el papel pintado?

Es una pregunta muy frecuente. Lo cierto es que, si escoges un papel pintado muy llamativo, por más luz que tengas en el salón, se hará más pequeño. Los papeles estampados llenos de color son bonitos, pero roban mucha luz natural. Si tu intención es darle un toque fresco y único al salón con uno de estos modelos, escoge siempre una pared. La pared del sofá, por ejemplo, o aquella que sea más fácil ver desde la puerta de la entrada.

En el caso de que quieras decorar todas las paredes con papel pintado, es mejor escoger un papel más sutil. Un papel pintado que no tenga muchos contrastes en sus tonos y que tenga motivos ligeros. Papeles en colores claros, con motivos geométricos o incluso flores, pero que no destaquen demasiado.

2. El papel pintado ayuda a ampliar visualmente las estancias

¿Todos los papeles empequeñecen las estancias? Para ser sinceros, no, cada tipo de papel pintado tiene una finalidad. El papel pintado es perfecto para dar otros efectos visuales. Si quieres que las paredes de tu salón parezcan un poco más altas, algo que lo hará más amplio visualmente, escoge papeles pintados con rayas verticales.  Como en el caso anterior, hay modelos de papeles sutiles, con colores claros, que hacen el mismo trabajo que una pared blanca. Aquí ya no es tan importante el estampado como la gama cromática que escojas. Por ejemplo, los colores crema hacen que la luz penetre mejor en la estancia y, así, parezca más amplia.

Ideas para elegir el papel pintado para el salón

Jurij Krupiak || Shutterstock

3. Decorar con papel pintado un salón con look nórdico

¿Amante del look escandinavo? Puedes apostar por una decoración nórdica sin renunciar al papel. Sí, sabemos que es un estilo natural, que busca la decoración con toques ecológicos y materiales naturales como la madera. En el mundo de los papeles pintados también puedes encontrar modelos que encajen con esta estética. Por ejemplo, los estampados geométricos, en blanco y negro, pueden ser muy interesantes en un salón nórdico. Si quieres incluir color, los que usan tonos pastel también encajan bien. Eso sí, en este caso intenta no empapelar todas las paredes. Decántate por una. Ya sabes que en el estilo nórdico prima la sencillez.

4. El papel pintado en sitios inusuales

Si quieres darle un aire diferente a tu casa colocando papel pintado en tu salón prueba a empapelar el techo. Sí, el techo. Esta es la última tendencia. Se cierran los espacios y se crean ambientes con un efecto muy acogedor. Es arriesgado el hecho de empapelar paredes de esta manera, no vamos a engañarnos, pero si escoges colores claros no tendrás problemas. No restará metros a tu estancia de forma visual.

5.Una coherencia con el resto de la estancia

Es importante tener una coherencia estética con el resto de la estancia. Esto significa que los textiles del salón tendrán que estar en concordancia con el papel pintado que uses. Es posible decorar con papel pintado y mezclar estampados, rayas y lisos y diferentes colores en el resto de textiles. No obstante, siempre debe existir un color en común con todos ellos. Un hilo conductor que se establezca en toda la estancia.

Share this post