Pasos para decorar con fotografías una pared

¿Quieres decorar con fotos tu pared? Aquí tienes algunas ideas

Las fotografías son un recurso realmente útil para decorar. Sí, decorar con fotos tu pared puede ser una excelente opción, personal, divertida y muy pero que muy original. Para ser sinceros, la decoración con fotografías puede dar rienda suelta a nuestra imaginación, pues existen un sinfín de combinaciones diferentes que pueden serte de mucha utilidad. Y siempre es agradable ver a nuestros familiares y amigos, o quizá nuestras propias fotos si somos amantes de este arte. Te damos unas cuantas ideas para decorar y claves que te vendrán muy bien a la hora de decorar con fotos tu pared.

Reglas básicas para decorar con fotos

No es que tengamos que ceñirnos a unas reglas muy estrictas. No obstante, a la hora de colocar estos accesorios de decoración siempre hay algunos consejos generales que se pueden seguir para que todo tenga un orden.

  • Por ejemplo, hay que fijarse bien en el lugar. Es importante escoger una pared que resalte. Si colocas las fotografías en un rincón, de poco te servirá este recurso decorativo.
  • En un salón, por ejemplo, la pared tras el sofá sería ideal para decorar con fotos. Si se trata de un pasillo, puedes escoger la pared opuesta a los marcos de las puertas. En el caso de que escojas una escalera, estaría bien que colocaras las fotografías en la pared del descanso o en la pared contraria a la barandilla.
  • No te olvides de algo tan importante como la temática de las fotografías. Puedes escoger una temática clara basada en los lugares que has visitado. Fotografías que tú mismo has hecho de diferentes monumentos de ciudades y países del mundo. Otra buena opción es crear una pared familiar, con recuerdos de tus hijos, tus padres o incluso de tu propia infancia.
  • Tienes que fijarte también en el número de fotografías utilizarás para decorar. Si la pared que has escogido es muy grande, no te agobies, no tienes que llenarla. Simplemente bastaría con crear una composición central, o incluso imprimir 3 fotos grandes y hacer un bonito tríptico. Sea como sea, mide la pared y establece unas medidas para tus imágenes.
  • La iluminación es básica a la hora de decorar con fotos consigue que todas las ilustraciones o tus recuerdo se vean a la perfección.
  • Por último, antes de ponerte a colgar fotografías en la pared, escoge bien los marcos. Puedes optar por marcos diferentes, que siempre da viveza al conjunto, o bien decantarte por marcos exactamente iguales. Algo similar pasa con el tamaño, una composición con tamaños diferentes también da dinamismo.

Diferentes composiciones e ideas para tus fotos en la pared

Una vez pensado cómo y qué pared quieres decorar, es hora de ver algunos formatos que podrían venirte bien cuando quieras decorar con fotografías un rincón de la casa.

1. Crear series monocromáticas de fotografías

Puedes buscar imágenes que tengan la misma gama cromática. En este punto, lo más fácil es apostar por las fotografías en blanco y negro. No obstante, los filtros actuales al retocar las fotos consiguen que muchas veces tengan la misma estética.

Cómo colocar fotos en la pared

Photographee.eu || Shutterstock

2. Decorar con fotografías sin marco

Hemos hablado de la importancia de los marcos. No obstante, si quieres darles todo el protagonismo a las imágenes, decorar sin estos elementos también es posible. Hay soluciones muy creativas y bastante económicas. Puedes colgar fotos con pinzas para sujetar papeles, pizarras o incluso poner tus fotos en perchas. Sin duda un esquema diferente que llamará la atención.

3. Colocar las fotografías sobre baldas

No, tampoco necesitas colgarlas siempre. Imagina esa pared tras el sofá que comentábamos antes. Si pones una balda, podrías colocar las fotos apoyadas. Alterna con diferentes tamaños y mezcla entre ellas algún objeto decorativo para darle diversidad.

4. Composición regular

Otra idea para decorar con fotos es que las composiciones regulares son las más tradicionales. Escoge el mismo marco y el mismo formato. Colócalas en hilera o bien creando un cuadrado perfecto. Intenta que las dimensiones y las medidas entre las fotografías siempre sean las mismas.

5. Composiciones irregulares

Aunque las composiciones regulares son clásicas y quedan bien, las irregulares dan muchísima alegría a las paredes. Escoge marcos diferentes y tamaños distintos. Pon las fotografías creando una figura irregular y alternando fotos más pequeñas con fotos más grandes. Ya sabes, en la variedad está el gusto. Y la diversidad en este sentido, hará tu pared más atractiva.

Share this post