Recomendaciones para aislar tu casa a nivel térmico y acústico

Aislamiento acústico y térmico para tu casa: Todo lo que necesitas saber

Tener un buen aislamiento térmico y acústico es fundamental para disfrutar de tu vivienda con la comodidad que tu familia necesita. Si ocurre lo contrario, se pueden sufrir problemas acústicos en el interior de la casa, generando demasiado ruido de la calle y el exterior. Ello puede provocar incomodidad a la hora de vivir.

Y, al mismo tiempo, un inadecuado sistema de aislamiento térmico produce demasiado frío en los meses de invierno y demasiado calor en verano. Por tanto, un buen aislamiento térmico permitirá tener una temperatura agradable en casa, reduciendo el consumo energético de la calefacción y el aire acondicionado.

En resumen, un buen aislamiento térmico y acústico será imprescindible en tu hogar para evitar el frío, la humedad, las corrientes de aire y el ruido. De esta forma, también ayudar a mantener en correcto estado la vivienda y reducir su deterioro.

Para ello, es importante elegir los materiales de construcción aislantes más adecuados. En el artículo de hoy, te explicamos las principales claves a la hora de aislar tu casa tanto a nivel acústico como térmico. ¡Comenzamos!

Cómo crear un buen aislamiento acústico

El elemento más importante en el aislamiento acústico del hogar son las ventanas. Seleccionar un material de calidad ayudará a reducir los ruidos provenientes del exterior. ¿Qué se debe valorar a la hora de escogerlos?

El perfil de la ventana

Esta es una de las piezas esenciales. Se recomienda elegir un perfil de ventana que permita añadir un vidrio de mayor espesor y con una escasa permeabilidad de aire.

Vidrio

El espesor con el que cuente el vidrio afecta de forma directa al aislamiento de la ventana. Por tanto, cuanto más grueso sea, mejor será el aislamiento acústico y también térmico, ya que reducirá el ruido y la entrada de corrientes de aire.

Tipo de apertura

La apertura de la ventana también proporciona un determinado aislamiento. En caso de que existan problemas de ruido en la zona donde residas, el sistema de apertura abatible es más eficaz que el de las ventanas correderas. Esto se debe a que presentan un cierre de doble junta que reduce las filtraciones de los sonidos.

Selección de persianas

Por otro lado, también se debe elegir unas persianas de calidad para reforzar el aislamiento del vidrio y el perfil de la ventana. Para ello, recurre a unas persianas que no contengas huecos y así evite la entrada del ruido y del polvo.

Cómo lograr un correcto aislamiento térmico

En función de la zona de la casa, se deberá optar por un tipo de material aislante u otro:

Techo

El área del techo es una de las zonas más delicadas. Por tanto, es importante que tenga un buen aislamiento. Para ello, se debe optar por materiales que sean impermeables, ya que se encuentran en el exterior y tienen contacto con diversos agentes meteorológicos; como la lluvia, la nieve o el frío. Los más aconsejables son el poliestireno extruido, poliuretano o lanas minerales.

Suelo

A la hora de colocar un aislante sobre el suelo, la mejor opción es una lámina de polietileno, ya que tiene una barrera impermeable que reduce el frío.

Paredes y tabiques

A su vez, para aislar los diferentes espacios de la casa y las habitaciones, se puede elegir los aislantes de lana mineral o de tipo geotextil.

Puertas y ventanas

Otro aspecto muy útil para aislar térmicamente tu hogar es utilizar unas ventanas que tengan doble cristalera y añadir puertas que tengan incorporado un aislante.

En conclusión, contar con una casa aislada a nivel térmico y acústico ofrecerá una mayor comodidad, ya que mantendrá una temperatura adecuada en casa, disminuirá el ruido proveniente del exterior y te ayudará a reducir el consumo de energía y electricidad. Esto te permitirá ahorrar hasta un 30% en la factura de la luz al reducir los métodos de climatización como la calefacción o el aire acondicionado.

Share this post

No comments

Add yours