Cómo camuflar cámara en el jardín

Alarmas con cámara para exteriores: cómo camuflarlas en tu hogar

La seguridad de nuestras casas es una de las cuestiones que más nos preocupan hoy en día. Todos queremos sentirnos seguros, y es por ello que muchas familias y comunidades de vecinos optan por instalar sistemas de alarmas con cámara para vigilar el exterior de sus casas. Aunque actualmente se pueden encontrar modelos sofisticados que se integran en el entorno, esto no siempre es posible, por lo que es conveniente recurrir a algunos trucos para tratar de camuflarlas. Así mismo, esconderlas nos permitirá protegerlas de posibles daños.

Para que el campo de visión sea amplio, es recomendable situar las alarmas con cámara en una zona elevada y en un ángulo de inclinación adecuado para poder ver sin problema la zona que nos interesa. Así mismo, es conveniente no llamar la atención hacia la zona en la que están situadas, ya que esto podría alertar de su presencia.

En este artículo haremos un repaso por las estrategias más útiles para camuflar una cámara de vigilancia.

La vegetación puede ser nuestra gran aliada

Sin duda, echar mano de la vegetación, por ejemplo del jardín, para camuflar las alarmas con cámara es uno de los trucos más recomendables, ya que resulta fácil y permite una integración óptima con el medio.

Además, esta opción permite varias posibilidades en función de la vegetación que se emplee. Una de las más populares son las plantas colgantes, que quedan especialmente bien en paredes de piedra, ya que contribuyen a crear un estilo rústico. Así mismo, también es posible plantar una enredadera que cubra buena parte de la pared. Además de estar cumpliendo con su función de camuflaje, también dará un toque de originalidad a la fachada de la casa.

Es importante también tener cuidado de que ningún elemento de las plantas interfiera en el campo de visión de las cámaras, ya que estaríamos dificultando su funcionalidad.

Instalar un punto de luz

Otra buena opción puede ser camuflar la cámara bajo un punto de luz. Incluir una pequeña farola en una pared o en la esquina de la construcción no sorprenderá a nadie y al mismo tiempo, garantizaremos nuestra seguridad. Por otro lado, aumentar la iluminación de los alrededores de la vivienda también disuadirá a posibles malhechores a la hora de introducirse en la casa.

Colocar elementos decorativos

Otra posibilidad es instalar pequeños elementos decorativos en la fachada. Por ejemplo, una posible idea es colgar una falsa casita para pájaros. Nadie sospechará de un elemento tan cotidiano. Así mismo, se trata de un objeto que dará un aire de calidez y familiaridad al terreno.

Sin embargo, es recomendable no llamar la atención hacia ese punto en concreto, ya que estaríamos dando demasiadas pistas sobre la localización de la cámara.

Así mismo, es siempre recomendable hacerse, en la medida de lo posible, con una cámara del mismo color que la fachada de la casa. De esta forma, pasará inadvertida y no interferirá negativamente en la estética de la construcción. Hoy en día el mercado también ofrece la posibilidad de hacerse con modelos sencillos pensados para no llamar la atención y así poderse camuflar en el entorno sin problema.

Share this post

No comments

Add yours