Elegir una empresa de limpieza de comunidades

Cómo mantener limpia tu casa y la comunidad donde vives

Además de la decoración que le damos al hogar, la imagen de pulcritud y limpieza que uno encuentra al entrar en el edificio donde vivimos es siempre la mejor impresión que podemos ofrecer a nuestras visitas. Por eso la limpieza de comunidades es un servicio imprescindible para cualquier edificio que quiera mantener los lugares comunes en perfecto estado. Por si fuera poco, el mantenimiento y la limpieza de comunidades favorece incluso la buena convivencia entre vecinos.

Además, un edificio con servicios centralizados proporciona a cualquier comunidad de vecinos confort y bienestar, porque la entrada principal es una prolongación de nuestro hogar.

Debido a esta razón, poner de acuerdo a todos los vecinos es muy importante para pedir presupuesto a empresas dedicadas a la limpieza de comunidades, y debemos procurar que esté ajustado a las necesidades reales de la limpieza en nuestra comunidad de vecinos.

Claves para estar satisfechos con nuestra empresa de limpieza

¿Cómo saber si la empresa contratada es la más adecuada a nuestras necesidades? A la hora de contactar con una empresa que ofrece servicios a comunidades, es necesario detallar muy bien cuáles serán las necesidades de la comunidad y qué servicios y facilidades nos brinda dicha empresa.

Por ejemplo, una vez contratada, una empresa altamente profesionalizada contará con un supervisor que, con cierta frecuencia, pasará por las instalaciones y supervisará que la limpieza y el mantenimiento sean los correctos.

Por otra parte, la empresa debe contar con personal cualificado y en permanente formación para dar el mejor servicio. Cualquier limpiador o limpiadora será capaz de cuidar las instalaciones comunes: desde cambiar el bulbo de una bombilla en el rellano a cuidar las plantas que adornan los rellanos. Un trabajador en constante formación y motivado hará siempre su trabajo de forma impecable y con buenos resultados. Ante la eventualidad de la ausencia de un trabajador, una empresa profesionalizada tendrá margen de maniobra para enviar a otro trabajador en su lugar.

Además, es importante que la empresa de limpieza cuente con infraestructuras y material propio, y todos los artículos para realizar la limpieza deben ser también profesionales y de alta calidad. No es lo mismo un cubo de fregona o una escoba o aspiradora que nos ayude en las tareas de limpieza en casa que los carros de limpieza profesionales, con ruedas de desplazamiento y diversos contenedores resistentes y fuertes, donde guardar todos los productos de limpieza necesarios para desarrollar la labor en cualquier comunidad de vecinos.

Ser realistas con el presupuesto destinado a la limpieza de zonas comunes

Hay varios aspectos en los que debemos fijarnos al solicitar un presupuesto a la empresa de limpieza que escojamos, y que debemos facilitarle para su elaboración. Lógicamente, cuantos más requisitos pidamos, mayor será el presupuesto que nos entreguen.

Es importante especificar, en primer lugar, el número de metros cuadrados de superficie a limpiar, las alturas (rellanos y escaleras), si la zona está despejada o demasiado sobrecargada de objetos y el material del suelo: si es mármol, madera o está cubierto de moqueta.

También será necesario saber el grado de dificultad requerido y si existe limpieza de altura en cristales o techos muy altos y ornamentados, porque se necesitarán medidas extra de seguridad para el trabajador.

Elegir una empresa de limpieza de comunidades

Una vez se han determinado cuáles van a ser las necesidades reales de la comunidad de vecinos, se puede elaborar un presupuesto realista y ajustado, de acuerdo a todos los datos que la empresa necesita, y que la comunidad de vecinos debe aportar.

Además, en este presupuesto debería figurar cuál va a ser el número de horas que los trabajadores de limpieza y mantenimiento van a necesitar para llevar a cabo sus tareas, ya sea a diario o varias veces a la semana. Con los datos proporcionados, el presupuesto será ajustado y podrán llevarse a cabo todas las tareas encomendadas, para que cualquier vecino esté tranquilo y cómodo en los lugares de acceso comunes.

Mantener nuestro hogar, tan importante como mantener zonas comunes

Igual que el mantenimiento de zonas comunitarias resulta de vital importancia, el mantenimiento de nuestro hogar también lo es. Al menos una vez al año, es necesario hacer una buena puesta a punto de nuestra casa, para asegurar las mejores condiciones de vida en el hogar.

Además de la limpieza diaria y semanal de todas las estancias, sería necesario revisar todos los electrodomésticos y asegurarnos de que están en buenas condiciones. Su uso diario hace que éstos se deterioren, aunque tengan una larga vida útil. Por eso, vale la pena echar un vistazo y ver que funcionan correctamente.

Por otra parte, volver a pintar las paredes resulta imprescindible, puesto que éstas se llenan de suciedad y se van oscureciendo. Es una sensación muy placentera entrar en casa y percibir el olor a recién pintado. También es importante revisar uno de los objetos más delicados de la casa: la grifería. Y si es necesario, cambiarla.

Estos tres trucos y consejos anuales son básicos para mantener nuestro hogar limpio y cuidado. Si además nuestra comunidad está igual de limpia y cuidada, será un placer vivir en un lugar así.

Share this post

No comments

Add yours