Cómo decorar una habitación juvenil

Consejos para decorar una habitación juvenil para tus hijos

Decorar la habitación de tus hijos no siempre es fácil. Hay que hacerlo siguiendo las tendencias de decoración de la casa, pero también según los gustos del joven que estudiará, dormirá y pasará las horas en esa habitación. La decoración de su cuarto es algo que tenéis que acordar entre todos. Llega un punto en que no le vamos a imponer nada a los niños -que ya no son tan niños-, así que vamos a ver algunos trucos y consejos para decorar una habitación juvenil.

¿Dos o tres zonas?

Lo primero que debemos tener claro a la hora de decorar la habitación juvenil es de cuántos espacios la vamos a dotar. Lo habitual es dividirla en tres espacios, almacenamiento, descanso y estudio, aunque este último puede suprimirse si tenemos otra habitación específica, por ejemplo un despacho, para que nuestros hijos estudien. A partir de estos dos o tres espacios tenemos que elegir unos muebles que sean cómodos -ya que su habitación será un refugio-, pero también funcionales.

En este sentido, podemos aprovechar al máximo el espacio con los cajones para muebles juveniles que se ocultan en armarios, bajo la cama o el escritorio, etc. Podemos colocarlos en esos espacios sin más o fijar su posición mediante guías para cajones ocultas, con las que es muy sencillo acoplarlos. Se trata de una opción muy interesante, en especial en las habitaciones más pequeñas, ya que nos permite un uso total del espacio.

También es buena idea darle un uso al espacio libre bajo la cama, poniendo un segundo colchón que nos saque de un apuro cuando tengamos invitados que se queden a dormir en casa.

Los colores

Una de las cuestiones más complicadas en las que ponerse de acuerdo es en los colores de la habitación, más si su ocupante cambia de gustos o preferencias con relativa frecuencia. Sin lugar a dudas, una elección que falla muy pocas veces son los colores neutros, ya que podemos utilizarlos como punto de partida para combinaciones de todo tipo. Por ejemplo, el neutro de la pared puede contrastar con los elementos decorativos que coloquemos en las paredes o en la cama, del mismo color pero en tonos más fuertes.

Entre los elementos de decoración para las paredes tenemos los cuadros con fotos, vinilos originales u opciones mucho más arriesgadas como el uso de láminas de madera de diferentes colores en la pared, que le darán un toque totalmente diferente -es preferible que solo ocupen una de las paredes-, o pintar un dibujo estilo grafiti en la propia pared. Es una opción que cada vez gana más adeptos, y si está bien hecho el resultado es espectacular. Incluso tu hijo podría pintar su propio grafiti para su pared.

Un miniapartamento

Comodidad y seguridad es lo que buscan los jóvenes en sus habitaciones, que muchas veces son más una especie de pequeño apartamento que una habitación al uso. Cada vez son más los jóvenes que tienen en su habitación una tele o una pantalla en la que juegan con la videconsola, el portátil o un ordenador de sobremesa con el que estudiarán pero que también utilizarán para ver películas o series, jugar, estar en contacto con sus amigos, etc. Es muy importante tener esto claro, ya que así dotaremos la habitación con todo el equipamiento que necesitan nuestros hijos.

Por ejemplo, si van a estudiar en ella será imprescindible una silla cómoda, un elemento que también debe ir a juego con el color elegido para las paredes, la mesa y la decoración en general. Lo mismo pasa con las colchas o nórdicos.

Por último, podemos añadir una butaca o un sillón para esos momentos de relax frente al ordenador o la televisión, que permitan a nuestro hijo estar mucho más cómodo que en una silla de escritorio o en la cama.

Share this post

No comments

Add yours