Una cuna convertible puede transformarse en cama

Decora la habitación de tu hijo con una versátil cuna convertible

Si estás buscando ideas de decoración de habitaciones infantiles, te habrás dado cuenta de la larga lista de necesidades del recién nacido. Las cunas convertibles son una de las piezas más versátiles dentro del extenso catálogo de mobiliario infantil, combinando en un único mueble todo lo necesario para amueblar esta estancia, desde los primeros meses de vida del bebé hasta la preadolescencia. Conocer las características, ventajas y desventajas de este tipo de mueble puede ayudarte a elegir entre la cuna de bebé perfecta para tus necesidades.

Las cunas convertibles como las que encontrarás en Martbert, por ejemplo, son producto de un cuidadoso proceso de diseño, para ofrecer integradas en un único mueble todas las piezas de mobiliario infantil que podemos necesitar para amueblar una estancia, desde que su ocupante es un bebé hasta que se convierta en adolescente. Así, durante los primeros años de vida del niño las cunas convertibles no son solamente cunas de bebé, sino que también nos ofrecen un espacio de cambiador, armarios y baldas para ayudarnos a tener todo lo necesario a mano y perfectamente ordenado. Algunos modelos incluso disponen de una cama nido en la parte inferior, lo que puede resultar una idea para habitaciones infantiles muy interesante si tus planes son que tu familia siga creciendo.

Más adelante, el diseño modular de las cunas convertibles nos permitirá contar con una cama infantil individual, además de otros muebles como escritorios, mesillas, baldas o armarios. La larga vida útil es uno de los mayores atractivos de las cunas convertibles, un mueble capaz de cambiar y adaptarse a las distintas etapas de la vida del niño, ofreciendo siempre una máxima funcionalidad como puedes comprobar en la siguiente imagen, donde la cuna convertible ha adoptado la posición de una cómoda cama infantil.

Ventajas e inconvenientes de las cunas convertibles

Si la principal ventaja de las cunas convertibles es su versatilidad, el mayor inconveniente es que su precio suele ser mayor que las cunas de bebé tradicionales. A la hora de comprar este tipo de mobiliario infantil, debes tener en cuenta que estás realizando una inversión a largo plazo. No estás adquiriendo solo una cuna infantil o una cama. Las cunas convertibles aúnan en un único mueble una habitación infantil completa, que te servirá hasta que el niño llegue a la adolescencia.

Para que esta inversión sea acertada, debemos asegurarnos de que estamos adquiriendo un mueble de calidad. ¿Qué debemos tener en cuenta para valorar la relación calidad-precio de las cunas convertibles? En primer lugar, presta atención a los materiales de fabricación y los acabados. En segundo lugar, estudia su diseño y piensa si el estilo está suficientemente cuidado para permanecer vigente a lo largo de toda su vida útil. Por supuesto, la ergonomía y la seguridad también son factores clave. Las cunas convertibles deben tener un diseño que garantice la seguridad de tu bebé y estar libres de pinturas o barnices potencialmente tóxicos.

Sin embargo, a pesar de su carácter compacto y modular, las cunas convertibles tienen mayores dimensiones que las cunas de bebé tradicionales, por lo que debes asegurarte de que la estancia donde la vas a ubicar cuenta con las dimensiones necesarias para ello. También debes tener en cuenta que debido a sus dimensiones, no es un mueble que se pueda mover fácilmente. Por eso, durante los primeros meses de vida, muchos padres prefieren dormir en el mismo cuarto que su bebé. Para solucionarlo, puedes optar por usar una minicuna, moisés o cuna de colecho en esta etapa inicial, hasta que el bebé empiece a dormir en la cuna convertible de su habitación.

Share this post

No comments

Add yours