La luz de la Navidad

La luz de la Navidad

Es muy raro que a alguien no le guste la Navidad, y no solo hablamos del sentimiento de amor y amistad que invade de repente a todas las personas desde principios de diciembre, el turrón, las reuniones con la gente que no vemos desde hace un año o los villancicos, sino también de cómo, de repente, las calles, pese al frío de esta época del año, se vuelven más cálidas, más luminosas e, inevitablemente, más bonitas. Esto es debido a las numerosas luces que invaden todos los rincones de pueblos y ciudades, tratando de acercar a todos el espíritu navideño.

Pero, ¿te has planteado alguna vez cómo esas luces llegan hasta todos esos sitios? Existen personas que pasan semanas instalando la que será la decoración de todos, mientras que en el interior de nuestros hogares ya nos encargamos cada uno de crear el ambiente que más nos guste. Y, además, antes de ese paso están las tiendas que nos proporcionan y nos abastecen de estas luces navideñas.

¿Qué productos triunfan para dar luz a la Navidad?

 No son simples luces ni los simples letreros a los que estamos acostumbrados. Y es que la decoración luminosa en Navidad evoluciona, al igual que todo en esta vida, pudiendo encontrar todos aquellos objetos que harán que nos brillen los ojos al pasar por las diferentes calles adornadas.

  • Las luces de navidad, las que llevan un motivo dibujado, a elegir entre los que mejor representen el lugar en el que se vayan a poner. Están hechos con bombillas de diferentes colores y tamaños, se colocan de parte a parte de la calle y tienen motivos tanto de estrellas, como de una estrella gigante que representa a la estrella de Belén, abetos, campanas, frases como “Feliz Navidad” en diferentes idiomas, y hasta motivos florales.
  • Las guirnaldas de luz navideñas son pequeñas bombillas, normalmente de color blanco, con las que se pueden formar diferentes formas y motivos, dependiendo de las necesidades o el lugar que se quiera adornar. En la mayoría de casos las guirnaldas forman los árboles de Navidad que adornan las plazas de los pueblos y también giran alrededor de las farolas aportándoles ese toque de luminosidad navideño que necesitan para distinguirse del resto del año.
  • Las estalactitas de led blanco son muy especiales para poderlas poner en el marco de una puerta o de una fachada, remarcando las diferentes ventanas y puertas de la misma.
  • Una cortina de luces puede ser tan grande como deseemos, para cubrir toda una balconada en una fachada o tan solo para hacerlo en un pequeño escaparate de un comercio. También se pueden elegir los colores que mejor encajan con el resto de decoración.
  • La manguera de luz puede ser de diferentes colores, está formada por luces led y es un elemento muy diferenciador de las tiendas e incluso de los árboles de Navidad situados en exterior.
  • Los goteos son de led blanco y son como varas que se cuelgan de los techos de los diferentes edificios o incluso centros comerciales. El aspecto es fantástico y es uno de los elementos que mayor éxito tienen en estas fiestas.
  • Las redes de led tienen diferentes formas y ayudan a que, colocadas de una parte a otra de la calle, aporten una gran luminosidad y formas tan diferentes y estrambóticas que no se puede evitar pasar un rato observándolas.

Lo que sí que es cierto es que, una vez observamos estas luces, no tenemos más remedio que amar eternamente a la Navidad, no importa la edad ni la condición, pero es evidente que estas luces son capaces de alegrar a las personas y aportarles un poco de espíritu navideño.

Share this post

No comments

Add yours