Elegir el mejor diseño de papel pintado para el salón

Tips para elegir el papel pintado ideal para decorar las paredes del salón

Entre todas las tendencias decorativas del momento, el papel pintado se ha convertido en una de las opciones más utilizadas para la decoración de salones y otros espacios del hogar. Y es que, el uso de papel pintado de diseño aporta a la estancia un toque original y diferente. Ello se debe a que puedes personalizar las paredes de tu casa con el diseño, color o textura que más te guste.

Sin embargo, si necesitas algunos consejos a la hora de elegir el papel pintado para decorar las paredes de tu salón, te enseñamos algunas ideas y tips para renovar este espacio de tu hogar.

Consejos para acertar con la decoración de tu salón con papel pintado

¿No sabes cómo decorar el salón? En este caso, el papel pintado puede ser una gran alternativa. Toma nota de las principales recomendaciones a tener en cuenta para elegir un diseño adecuado:

Papel liso, la tendencia de moda para salones

Aunque en los últimos años ha destacado el uso de papel pintado con estampados de formas naturales, rayas o elementos geométricos, las tendencias han cambiado por completo. Actualmente, el papel pintado que más se utiliza es el de textura lisa. La sencillez y sobriedad de este diseño ofrece muchas posibilidad a la hora de decorar cualquier salón. Sobre todo, si lo que buscas es una decoración sencilla y elegante.

Decide el estilo de tu salón

Lo primero de todo es decidir el estilo de salón que quieres para tu hogar: si buscas crear un espacio elegante y sofisticado, con un toque vintage o de ambiente minimalista. Una vez tengas claro este aspecto, será el momento de elegir la tonalidad de los colores del comedor.

No abuses de los tonos oscuros

Un detalle importante es no recargar este espacio de tonos oscuros, ya que reducirán la entrada de luz y se volverá un entorno apagado. Una buena opción es empapelar una pared y utilizar una pintura en el resto del salón o bien emplear un papel con una tonalidad más clara.

Utiliza tonos claros para una mayor sensación de amplitud

En caso de que si tengas un salón pequeño y con espacio limitado, te conviene dar una sensación óptica de amplitud a través de la luz. Con el papel pintado, puedes conseguir ese efecto tan buscado y lograr que el salón parezca más grande. Apostar por papeles con tonalidades claras, como el blanco o colores pastel, es la opción perfecta para crear una sensación de luminosidad en el salón.

Rompe con la monotonía

Al decorar el salón, es habitual caer en el error de apostar por una sola tonalidad, lo que da lugar a espacios muy monótonos y repetitivos. No obstante, al hacer uso del papel pintado, puedes romper con esa monotonía, apostando por colores más atrevidos como el rojo o el naranja. Este tipo de tonos transmiten fuerza, pasión e intensidad, lo que darán un toque diferente a la estancia.

Apuesta por diferentes combinaciones

Otro interesante consejo para decorar el salón con papel pintado es combinar los modelos lisos con papeles que tengan un diseño más original. Por ejemplo, se pueden utilizar tonalidades sobrias y elegantes, como el granate o los tonos tierra, y combinarlos con un papel con bandas grises y beige.

En cambio, si has elegido un papel pintado liso en combinación con otro estampado, puedes encontrarte con algún que otro problema a la hora de colocarlos. Por ello, la primera de las opciones es utilizar el papel liso para colocarlo en una de las paredes del salón, mientras en las paredes restantes se coloca el papel estampado.

Otra interesante alternativa es recurrir al papel liso en la parte superior de la pared, mientras que el papel estampado se coloca en la parte inferior. Esta combinación puede quedar mucho más bonita en el salón, ya que el papel liso es más ligero y no recarga tanto el ambiente.

Share this post

No comments

Add yours