Ideas para amueblar el vestidor

Sorprendentes ideas para integrar tu vestidor en una habitación

Si te has decidido por integrar tu vestidor en tu habitación, felicidades, no sólo tendrás un lugar para tu ropa amplio, también lograrás que tu dormitorio se vea mucho más completo. Un vestidor en una habitación de matrimonio puede ser la guinda perfecta para que se convierta en la suite más envidiable. Te acercamos una serie de ideas para decorar esta estancia de tu casa y perfectas para integrar tu vestidor en una habitación.

Ideas para amueblar el vestidor

Photographee.eu || Shutterstock

Cómo integrar un pequeño vestidor en tu dormitorio

Una de las ideas más interesantes para mejorar el atractivo de tu dormitorio es añadir muebles a modo de vestidor. No sólo consigues que sea más estético, también lograrás que sea mucho más funcional. No importa si son vestidores grandes o pequeños, si están abiertos completamente o semiocultos. Lo importante es que se note que están ahí. Así, hay muchas maneras diferentes de integrar un vestidor en una habitación, siendo las más sorprendentes algunas de las que te mostramos.

1. Un vestidor integrado pero oculto

¿Cómo puede ser? ¿Un vestidor integrado pero oculto? Muy sencillo. Hay veces que el concepto de armario abierto gusta. No obstante, se tiene miedo de que la ropa tome olores, polvo o simplemente exponer demasiado nuestras prendas a los ojos de las visitas. En otras ocasiones, simplemente hay quien no quiere darle demasiado protagonismo a este elemento.

Una opción interesante es sumarle textiles como cortinas al vestidor. Es una solución económica y muy práctica, pues con un simple gesto podrás abrirlo o cerrarlo. Además, no nos olvidemos que esas cortinas pueden aportar también otro toque decorativo a la estancia.

2. Vestidores con puertas colgantes

Las puertas correderas pueden ser también una excelente opción en el caso anterior. No obstante, fijémonos en las puertas colgantes, esas que tienen los mecanismos por fuera, en la parte alta de la pared. Son puertas que dividirán el espacio pero que aportarán un toque estético. Además, hay un montón de modelos. Puertas lisas, de madera, con color o incluso con espejo.

3. Opciones independientes para dormitorios amplios

¿Tienes un dormitorio muy amplio? Felicidades, aquí las alternativas para integrar un vestidor en la habitación son muchísimas. Puedes crear incluso una habitación dentro de otra ¿Cómo? Muy sencillo. Tan sólo debes ubicar el vestidor en un rincón creando una separación del resto de la habitación con una pared de cristal o puertas correderas transparentes. El vestidor estará integrado, pero perfectamente separado. Además, si el rincón es generoso, tendrás espacio suficiente para incorporar todo tipo de baldas, cajoneras y zapateros. incluso algún sofá o un espejo o accesorio de decoración para completar el vestidor.

Muebles con módulos para el vestidor

Dean Drobot || Shutterstock

4. Vestidor tras la cama, la última moda

Una de las opciones que más se ven últimamente y que son francamente estéticas es la de colocar el vestidor tras la cama. Para ello, se construye una pared que cubra las dimensiones del cabecero, dejando espacio suficiente para pasar por los laterales. De esta forma dentro de la decoración de este espacio, tendrás un vestidor integrado en tu dormitorio, pero toda la independencia y privacidad para que la ropa no esté a la vista. Ojo, pues en esta opción la iluminación es clave, sobre todo si la parte del vestidor carece de ventanas. No olvides aprender a organizar el vestidor y más si están las prendas a la vista.

5. Cómo crear un pequeño vestidor el la habitación

Si el espacio no es tu fuerte. Si tu dormitorio es muy pequeño. No te preocupes, también hay opciones. Un burro, esos elementos que usan en las tiendas de ropa, puede ser más que suficiente para colgar toda tu ropa de temporada. El resto puedes colocarlo en una cómoda anexa.

6. Vestidor y baño para una suite completa

Sin duda, la opción más completa es la de tener un baño y vestidor en el dormitorio. Una suite con la que cualquiera soñaría. Para hacerlo de una forma más práctica, funcional y estética, se puede construir el vestidor en el acceso al baño. Un pequeño pasillo que nos conducirá a esta estancia relajante. Un vestidor enfrentado, con dos partes bien diferenciadas, será ideal en un dormitorio para dos.

Share this post