Características de la decoración retro

Vuelve el estilo retro en la decoración del hogar

Hace un tiempo ya oímos hablar del estilo retro y todo apunta a que ha vuelto con fuerza.  El estilo retro consiste en adquirir productos de la actualidad que se asemejen a productos de épocas pasadas. Estos elementos que adquirimos hacen más referencia a los años 50, 60 y 70, acompáñanos y descubre unas fantásticas ideas para decorar y la magia que envuelve a este estilo de decoración de interiores.

Características de la decoración retro

Si estás buscando darle ese toque estilo vintage o retro a tu hogar, entonces en este artículo te enseñaremos como hacerlo. Así podrás tener el esplendor de épocas pasadas justo en el interior de tu hogar. Anota cada una de las características de la decoración retro y empieza a integrarlo en casa estancia de tu casa.

1. Colores de la decoración más retro

Dentro la decoración retro podemos elegir entre una amplia variedad de colores. Entre ellos los que más destacan son el verde, azul y amarillo. Y los contrastes podemos crearlos con el rojo y combinando negro con blanco.

Hay otras combinaciones de colores que caracterizan a esta época como los son el negro, el blanco y el rojo. Aunque el marrón-marfil y el turquesa-fucsia son colores también muy característicos.

2. Cuida los materiales

Los materiales que empleas en los elementos de mobiliario, los muebles y en la decoración también son muy importantes. Destaca el uso de materiales como el polipropileno y el acrílico. También el vinilo y el cuero  son característicos de la época retro, por lo que si las combinamos con elementos metálicos le daremos un estilo retro muy característico.

El estilo de decoración retro también utiliza las telas con estampados y la coordinación de textiles como cortinas y alfombras.

Aplicar la decoración vintage

Studio Peace || Shutterstock

3. No tengas miedo a las mezclas

Dentro del estilo retro encajan piezas como un buen escritorio vintage combinada con piezas originales de los años 50 y 60, que a su vez van acompañadas de accesorios completamente actuales y otros de otras época. Si no sabes cómo introducir muebles vintage en tu casa, aprende a hacerlo poco a poco, De este modo se generan ambientes cómodos y cosmopolitas. Por ejemplo, puedes hacer de un sofá de piel tipo chester el protagonista. La clave está en no recargar el espacio y hacer de una pieza el elemento central de la decoración en sí.

4. Da una segunda vida a tus objetos antiguos

Otro buen modo de conseguir una decoración retro adecuada es a través de accesorios de decoración en las estancias. Por ejemplo, podrás usar papel pintado con estampación geométrica, algo que está muy de moda, y agregar otros elementos como vinilos, cuadros, cámaras de décadas pasadas, una máquina de coser heredada, etc. Piensa en qué puedes tener por casa que te pueda servir.

5. Apuesta por las plantas

Las plantas aportan un toque natural que encaja a la perfección prácticamente con todo tipo de decoración y, por supuesto, con la decoración retro también. Ideal para decorar cualquier rincón de la casa y darle un toque de vida único. Puedes ponerlo sobre estanterías, por ejemplo.

En la actualidad encontrarás un sinfín de opciones que no necesitan un gran mantenimiento así que aunque no tengas mucho tiempo no te impedirá para tener unas plantas en tu casa de inspiración vintage, un toque que conseguirás por poco y que te dará mucho.

El resultado final de la decoración retro se basa en interiores sumamente acogedores, llenos de originalidad, frescura y calidez. Recuerda que los colores tan brillantes y las curvas en exceso pueden producir molestia, por lo que te sugerimos que introduzcas en el hogar algunos estilos y elementos retros sobre una base moderna, de esta manera crearás un ambiente totalmente cómodo tanto para ti como para los futuros visitantes.

Share this post